Información adicional en una línea

Manifiesto Arconsa: 75 años construyendo historias

Captura de Pantalla 2021-01-08 a la(s) 10.50.49 a. m.

En Arconsa creemos en el poder de construir para trascender. Construimos viviendas para que se conviertan en hogares, en cálidos refugios. Construimos centros comerciales para propiciar encuentros reales. Construimos hoteles como lugares para atesorar momentos. Construimos industrias para ver sueños crecer. A eso nos dedicamos, ese es el sentido de nuestra arquitectura: construir obras para habitar, para disfrutar, para vivir.

El trabajo sin pausa y una rectitud inquebrantable son los cimientos que soportan nuestra trayectoria, la fuerza que les inyecta solidez a nuestras acciones cotidianas. Estos pilares han sido y serán siempre nuestro mayor legado. Como compañía y en compañía, construimos los lazos que nos unen, redactamos nuestro propósito y lo vivimos; cada día fortalecemos nuestra cultura y comunicamos nuestras declaraciones que le dan estructura a nuestro actuar: nos escuchamos, nos respetamos, valoramos el trabajo del otro.

En Arconsa le damos un valor especial a la palabra, a cumplirla, a honrarla. Porque sabemos que es nuestro insumo más preciado. Porque ser fieles a ella nos permite construir confianza, respaldo y cercanía con quienes sentimos parte de nuestra familia: empleados, clientes, proveedores, bancos, gremios. La palabra como principio, la palabra como promesa.

Nuestros proyectos están hechos de mucho más que ladrillos y cemento. De planeación, de investigación, de viajar y ver qué pasa en el mundo. De calidad en los materiales, de procesos constructivos avalados y certificados. De formación constante de nuestro equipo, de decisiones éticas, de seguimiento al cumplimiento, de infinito compromiso. De mucho corazón y respeto por la vida. Porque entendemos que son hechos para eso, para vivirlos.

En Arconsa la innovación es el motor que nos impulsa a ir al ritmo de los tiempos, a soñar en grande. Estar a la vanguardia en tecnología y equipos nos permite desarrollar una construcción más ágil y amigable con nuestros colaboradores, con el medio ambiente. Nuestro espíritu es dinámico. No nos asusta la palabra cambio. Por el contrario, nos reta, nos motiva, nos mueve a hacer las cosas diferentes, a no conformarnos, a repensarnos todos los días, a buscar siempre ir más allá... trascender.

Trabajamos por construir historias con nuestras obras. Admiramos las que gestamos con las nuevas empresas, nos llenan de ilusión las que iniciamos con los nuevos hogares. Nos interesan las historias que transforman los espacios urbanos, que hacen ciudad. Las que construyen país. Las historias que saben de bienestar, de calidad de vida. En Arconsa nos gusta sentirnos parte de esas historias que dejan huella, nuestra huella.

 

 

Comentarios
0